Recuperan un grabado de 400 años

Recuperan un grabado de 400 años

El centro de conservación y recuperación de documentos gráficos del Cabildo Insular ha finalizado la restauración del grabado de la Familia Franciscana, una obra de Fray Vidal de Alcira fechada en 1626, de prácticamente dos metros de altura y que agonizaba, se “moría”, en la iglesia de San Francisco, en la capital de la Isla.

La representación iconográfica de la orden franciscana está ideada como un árbol genealógico. La familia se presenta “protegida” por San Francisco con 12 discípulos iniciales, que muestran con sus hábitos, según consta en un monográfico sobre la obra editado por el Cabildo, “su posición de advocación y su fidelidad al continuo espíritu de pobreza y humildad que su orden procesaba”, coronándose bajo el manto protector mariano de la Inmaculada. Además, se representan cientos de personajes, tanto eclesiásticos como políticos, que justifican su genealogía.

La obra, un grabado calcográfico a buril en cobre sobre papel, llegó al taller del centro de recuperación de documentos gráficos en un avanzado estado de degradación, debido a su incorrecta manipulación, malas condiciones ambientales de exposición y ataques de insectos, entre otros factores, por lo que se tuvo que desarrollar un arduo trabajo tanto de eliminación del barniz que cubría todo el grabado como de limpieza acuosa, desacifidificación y reconstrucción cromática, entre otras fases de reconstrucción de la obra, antes de ser expuesta en el antiguo convento de San Francisco.

Durante el acto de presentación de la recuperación de este grabado, también se mostró el trabajo realizado para recuperar la pintura “Impresión de las llagas a San Francisco en el monte Alverna”, a cargo del taller de conservación y restauración de pintura y escultura.